Banca digital: Los datos son la vía para generar negocio

Tras la vuelta de vacaciones leí este artículo de Borja Adsuara en elConfidencial.

Aún estando de acuerdo con él en el fondo del artículo y la importancia de los datos (la información del consumidor) para la Banca, no me parece correcto decir que “el nuevo dinero son los datos“.

La manera de hacer dinero de las industrias no suele cambiar, digamos que evoluciona. Las gasolineras tendrán que evolucionar y ofrecer postes eléctricos, pero seguirán cobrando por ofrecer combustibles. Las telecos, con unos ingresos cada vez menores por el negocio core, ahora quieren cobrar por ser proveedores de contenidos (distribuirlos), la publicidad es publicidad siempre, de una manera u otra…

Y los bancos hacen dinero financiando y gestionando pagos/cobros y comisionando por venta de productos financieros y seguros (fondos, bolsa…).

Sus márgenes se deterioran, pero esas son sus principales vía de ingresos. La innovación irá por encontrar nuevos productos que vender a sus clientes (que tengan relación con la banca en algún modo), en optimizar su gestión del riesgo en base a sus datos y en canalizar a consumidores y empresas a sus productos en base a la información que pueda manejar de ellos.

Un banco tiene una segmentación clara de scoring de crédito de sus clientes (sabe cuanto les puede financiar, si ha sido un buen pagador, si tiene nómina, sus gastos habituales…). Por poner un ejemplo de scoring inventado:

  • Sin capacidad de crédito
  • Financiación hasta 10.000€ (viajes, electrodomésticos, pequeñas reformas)
  • Crédito personal hasta 30.000€ (coche, reforma)
  • Hipoteca hasta 200.000€
  • Hipoteca hasta 400.000€

Hasta ahí estupendo, el banco tiene su riesgo controlado totalmente porque conoce la actividad del cliente. Hasta ahí maravilloso, pero ese, a su vez, es su handicap:

el banco conoce lo que compra el cliente, una vez que lo ha pagado (vía tarjeta de crédito, transferencia o cargo en cuenta bancaria), pero no tiene información de lo que tiene interés de comprar o contratar (lo que podría financiar y sobre lo que podría comisionar).

La innovación en Banca Digital vendrá por la capacidad de enterarse de lo que su cliente quiere comprar o contratar (ya sea un consumidor o una empresa) y con esa información impactar al consumidor para atraerle y financiarle, incentivar la contratación final, por la que el Banco gana dinero (financiando al consumidor, comisionando por la transacción…).

Pueden tener la mejor plataforma de Big Data del mundo, pero si no tienen la información previa y no impactan al cliente de la manera adecuada no serán Banca Digital.

El nuevo área de Banca Digital del BBVA

EL 21 llegó la primavera y ya se sabe llega el momento de las juntas de accionistas y de ejecutar estrategias ya presentadas. Según publican el BBVA ha decidido crear una nueva división digital con poderes para transformar el banco, llamada “Banca Digital.

“Con la nueva estructura, damos un gran paso para abordar la transformación de un banco analógico, eficiente y rentable en una empresa digital de servicios del conocimiento”. Francisco González

La verdad es que dicho así suena a cuando Telefónica anunció en el 2011 la creación de “Telefónica Digital”. Pero bueno, lo que sí es verdad es que Francisco González y el BBVA tienen una apuesta clara por la digitalización, así que habrá que dar un voto de confianza.

Pero no acabo de entender lo de la transformación del banco en una empresa digital de servicios del conocimiento.

El BBVA es un banco y tengo claro que seguirá siéndolo. Estoy de acuerdo con que todo se digitaliza y las relaciones con el banco también. Pero al final su negocio debe seguir siendo:

  • Guardar el dinero de los clientes
  • Invertir el dinero que le dan (clientes y bancos centrales)
  • Dar crédito a particulares y empresas
  • Facilitar herramientas de pago (según país: tarjetas, transferencias, domiciliación, cheques)
  • Y por supuesto ganar dinero con cada uno de esos servicios

Hace ya tiempo que escribí sobre la transformación bancaria. Seguro que todo ha evolucionado desde aquel post, pero lo básico sigue ahí.

¿Cómo puede hacer dinero un banco en el entorno digital?

Tu estrategia dice que las oficinas tienden a la desaparición. Como cliente me tienes que ofrecer algo que me haga preferir a un banco sin oficinas antes que a un banco físico. (lo digo yo que soy cliente de Bankinter desde 1999 y no he pisado nunca una oficina ni para pedir la hipoteca que tengo con ellos).

A este respecto se me ocurren varias cosas que necesito, la primera menos costes que ningún otro banco. Es decir, 0€ por tarjetas, 0€ por sacar dinero de cajeros, 0€ por transferencias, 0€ por mantenimiento de cuentas. Y que todo funcione y no tenga que llamar a un call-center para quejarme, porque entonces salgo de ese banco a la primera de cambio.

Otra cosa que necesito son herramientas que funcionan y son sencillas. Las aplicaciones de los bancos suelen ser desastrosas y complicadas (vaya, han comprado Simple, ahí sí tienen una buena herramienta).

Los productos de inversión que me vendan, tendrán que ser muy claros y sencillos. Es decir, rentabilidad garantizada. Nada de cosas complicadas que a lo mejor el de la oficina me la colaría, pero por teléfono… invertir mi dinero no es contratar un adsl.

Uff, hasta aquí suena a que reduzco costes por cierres de oficinas. Pero también se complica la venta de productos de inversión y a la vez bajo los ingresos por comisiones comunes (transferencias, tarjetas, mantenimiento…).

Esto, a día de hoy, suena a ING Direct. No hay nada innovador, de hecho ING Direct resulta que abre oficinas para llegar al cliente local.

Si el banco pierde las comisiones fáciles, las cláusulas suelo de las hipotecas… y todas esas cosas que generaban ingresos sencillos, tiene que buscar otra manera de generar negocio.

Los primeros que se tienen que echar a temblar son las empresas de seguros. Si yo financio un coche, una casa, una moto, una reforma de un local comercial… voy a tratar de quedarme con ese seguro a muerte. Los bancos querrán o quedarse con la póliza (negocio de banca-seguro) o intermediarla (negocio de corredor comisionando).

¿Cómo más puede generar comisiones? Por los medios de pago.

  • Cada vez que alguien paga en un negocio que usa un tpv del BBVA, este se lleva una comisión.
  • Si el particular paga con una tarjeta del BBVA en un comercio con un tpv del Santander, la mayor parte de la comisión se la llevará el Santander.
  • Si el que paga usa una tarjeta del BBVA y el negocio un tpv del BBVA, un negocio estupendo pues todo queda en casa.

A día de hoy la principal variable en la elección los medios de pago, es la comisión que te cobra el banco por cada transacción.

¿Qué otra variable puedo añadir para que un negocio elija mi medio de pago frente a otro?

Está clarísimo: genérale negocio a esa empresa.

¿Cómo generaría negocio el banco a esas empresas?

Es fácil. He tratado de explicárselo varias veces ya a distintos responsables del banco, pero me ha sido imposible.

A lo mejor ahora el área de Banca Digital puede profundizar en esa estrategia.

la compra de SIMPLE por BBVA

bbva-simple

Habrá mucha gente que haya conocido el servicio de SIMPLE tras la compra por el BBVA por 117 millones de dolares. Yo lo conozco desde 2012 más o menos, no porque sepa mucho sino porque en una conversación con gente del departamento de innovación del BBVA lo mencionaron y me lo apunté. Tengo hasta un usuario, que trampeé con datos falsos (me quedé en confirmar el número de cuenta para no hacer nada ilegal…), pero he trasteado su interfaz.

En el 2012 BBVA ya seguía a SIMPLE (una compañía que nació en el 2010).

Eso es lo importante. El otro día tras la compra, un conocido, que es analista y gestor de inversiones, sicav, deuda pública y esas cosas en una compañía bastante conocida en el sector, me mandó un enlace de una noticia de la adquisición con el subject: “Un pastón, no?“.

En mi opinión es una gran compra y no muy cara.

Todo esto hay que ponerlo en contexto:

BBVA tiene una idea clara: todo se digitaliza y las oficinas cada vez serán menos necesarias. Por lo tanto su estrategia va encaminada a que a su cliente le sea fácil acceder a toda la información que proporciona el banco digitalmente. Evitar el que vaya a una oficina o llamen a atención al cliente a preguntar por un recibo o un cargo.

SIMPLE es un interfaz digital con el banco (Así se definían ellos en crunchbase). De hecho antes de que los comprara el BBVA (y seguro que aún, hasta que puedan migrarlas) las cuentas estaban depositadas en el banco americano The Bancorp.

SIMPLE sólo trata de simplificar la relación con un banco. Para la mayoría de la gente la relación con el banco se limita a ingresar la nómina y empezar a hacer gastos, lo que sobra a final de mes se ahorra. Y lo consigue, de un vistazo lo entiendes todo, en la web, en la app…

SIMPLE es un software interfaz que por detrás enlaza con un servicio bancario. El primero el de un banco americano.

85 Millones de euros para el BBVA son peanuts (que dirían los americanos). El presupuesto anual de tecnología del BBVA a nivel global es de más de 2.000 millones de euros.

Pagar 85MM de euros por:

  • Poseer un software, y el equipo técnico que lo desarrolla, que es bueno, que te gusta, que simplifica la relación con tus clientes.
  • Un software que está alineado al 100% con tu estrategia digital.
  • Un software que está integrado con los procesos bancarios de un mercado donde ya tienes presencia con un banco (BBVA Compass).
  • Un software que el equipo técnico que has comprado puede integrar con los procesos bancarios de cada uno de los mercados en donde estás presente (Más de 30).

A mi particularmente me parece: una muy buena inversión y muy barata.

La transformación bancaria

Hace un tiempo un conocido, que trabajaba en banca, me explicó en qué consistía el negocio bancario en palabras “sencillas“. Me dijo que un banco funciona del siguiente modo:

El banco gestiona un rodillo (el dinero), el cual está girando continuamente (créditos, pagos, transferencias, cobros, inversión en bolsa, fondos…). Mientras, el banco, va limando ese rodillo con una cizalla quedándose las muescas (comisiones, intereses).

Lo que le interesa al banco es que el rodillo no pare nunca de moverse para poder seguir limándolo.

cizalla rodillo

Desde hace un tiempo estoy siguiendo la estrategia de los grandes bancos en innovación financiera, para ver hacia donde se están dirigiendo y estudiar si pueden surgir oportunidades ahí. Me ha sorprendido ver alguna presentación de directivos de banca de alto nivel, tratando sobre la transformación de la industria financiera, donde definían las nuevas oportunidades en banca que se les presentaban. Básicamente dicen que sus oportunidades son:

  • Desarrollo del mercado hipotecario
  • Financiación de infraestructuras
  • Bancarización: tarjetas, cuentas corrientes, consumer finance (créditos al consumo)

Todo ello, eso sí, en los países llamados EAGLEs (Emerging And Growth Leading Economies).

Vamos, el negocio bancario de toda la vida: financiar y financiar, hasta que no se puede más y entonces irte a financiar a otra economía más incipiente, mientras tratas de cobrar las deudas del anterior.

El caso es que en vez de centrarse en innovar en soluciones y nuevos servicios para sus mercados maduros (Océano Azul), queda claro que a nivel de negocio se centran en hacer lo mismo, pero en otro mercado (Océano Rojo). Y a nivel de innovación se ponen a plantearse plataformas globales que compiten con empresas que no se dedican al negocio bancario y son socios suyos (como VISA, Mastercard, Telefónica…).

Además, analizando su información, te das cuenta que su negocio (el bancario) es muy local, con regulación, tecnología y uso de banca y medios de pago muy locales. Por lo que montar un producto/servicio global desde dentro del banco, y para dar servicio al banco, es algo completamente imposible.

Los únicos planteamientos reales de innovación en banca que he visto van en la dirección de la eficiencia en costes en mercados maduros (Océano Rojo). Esto es:

Recortar costes, cerrando oficinas, sustituyéndolas por cajeros y servicios telefónicos y online que te permitan hacer más cosas sin la atención de una persona en oficina.

Se la van a pegar.

Un banco es un mal necesario, un sitio donde guardan el dinero que nos paga nuestra empresa, que guarda nuestros ahorros, que nos presta el dinero para la hipoteca, que cada mes nos liquida el gasto de la visa… Es un ente que tiene que transmitir confianza (y digamos que ahora mismo transmite cualquier cosa menos eso en este país…). Y los encargados de transmitir confianza, y de captar el dinero para el banco, son su red comercial de oficinas, con sus empleados. Y si esto no es así, que le pregunten a ING direct porqué ha abierto oficinas físicas.

Lo curioso es que no están trabajando precisamente en esa dirección. La confianza. Sino que lo hacen hacia la tecnología, perdiendo el contacto real.

Si yo trabajara en un banco lo tendría muy claro, lo único que puedo hacer para crecer y mantenerme es fomentar la confianza, haciendo ver al cliente que estoy ahí para ayudarle. En su negocio, con sus ahorros, con su hipoteca, con sus seguros.

Siempre tendemos a complicarlo, pero es más simple de lo que parece:

¿Qué interesa a un banco?

  1. Captar la mayor cantidad posible de dinero.
  2. Que el dinero no pare de moverse (para poder limarlo), pero a ser posible que no salga del banco.

¿Cómo se consigue eso?

  1. Haciendo que tus empresas clientes vendan a clientes de la competencia, guardando tú el dinero.
  2. Haciendo que tus clientes compren a tus empresas cliente y no a las empresas clientes de otros bancos.

El círculo virtuoso: El dinero no para de moverse, sin salir de mi caja.

Céntrate en como llegar a ese círculo.

Financiación de empresas: bancos, MAB, otras alternativas?

Hoy escribo de algo de lo que no tengo ni formación, ni conocimientos, ni experiencia, lo confieso. Pero lo voy a intentar hacer aplicando una cierta dosis de sentido común, que creo que de eso sí tengo un poco.

Voy a tratar de escribir sobre dos temas en uno, a ver si soy capaz de hilarlos. Por un lado, el problema de la financiación de las empresas hoy en día en España y el papel de los bancos y los analistas/asesores financieros en este ámbito. Y por otro, del uso que hacen los bancos de nuestro dinero y a que lo dedican. Empezaré por aquí.

El papel de los bancos

He tratado de hacer un esquema simple de lo que creo que es el funcionamiento de un Banco/Caja. Para mi, el banco/caja no es más que un intermediario que distribuye el dinero entre todos los actores para que la economía funcione y no se pare. Es decir consigue dinero e invierte el dinero, obteniendo un porcentaje de comisión en las operaciones.

¿Cómo consiguen el dinero?

  1. De los ahorros de sus clientes (a cambio nos remunera con un % sobre la cantidad que le dejamos)
  2. De otros bancos – Interbancario (los bancos se prestan entre sí a cambio de un interés %)
  3. De Bancos centrales (Como el BCE que aporta liquidez a los bancos a cambio de un interés sobre la cantidad prestada)

¿Donde invierte el dinero el banco para ganar más dinero?

  1. Presta a las familias y particulares (Hipotecas, prestamos al consumo -> Fomenta el consumo)
  2. Presta a las empresas (Financiación, líneas de liquidez -> Fomenta la actividad empresarial, ayuda a la creación de empleo)
  3. Inversiones en Fondos y otros productos (Banca de Inversión pura y dura).
  4. Inversiones en Letras/bonos de Tesoros Públicos (Deuda Pública, fomenta, en cierto modo, la inversión pública, lo que ayuda a las empresas y genera empleo).

Lo único que se le pide a la banca es que tenga siempre disponible un % de todo el dinero depositado en sus arcas (lo que ahora todo el mundo conoce, y antes nadie, como Core Capital y que diremos que está alrededor del 8-10% de los fondos depositados).

El otro día charlando con un conocido (él sí es analista financiero en una empresa muy relevante del sector), me decía que efectivamente el crédito está cerrado para las empresas y que se va a cerrar más aún el año que viene. E igualmente para los particulares. Para que te den un crédito para tu casa o para un coche nuevo ya no vas a necesitar un nómina, sino un expediente inmaculado… Y, como me decía él, al que le den un crédito, que se prepare, porque el tipo de interés que se le va a aplicar se va a parecer más a los que pagaban nuestros padres que a los que estábamos acostumbrados hasta ahora.

Si esto ocurre, se borran dos de las tres patas inversoras del banco que generan beneficio sobre la sociedad (entendiendo esto como actividad de la economía, fomentando el consumo o ayudando a las empresas). La banca comercial entonces, no dando crédito, se convierte en banca de inversión pura. Esto hace que se produzca una situación que da que pensar:

Para que el banco utilice mi dinero para invertir en bonos y letras del estado, prefiero invertirlo yo mismo.  Me quito un intermediario que además aporta más riesgo a mi dinero (al final mi dinero del banco está asegurado por el fondo de garantía de depósitos, que es el propio Estado).

En realidad esto que escribo es algo que empiezo a escuhar ultimamente con demasiada frecuencia entre conocidos. La gente no se fía de los bancos y cada vez menos. Piensan que no ayudan, que invierten mal su dinero y que todos pueden quebrar y perder su dinero. Si la gente cogiera su dinero y lo invirtieran directamente en deuda pública y guardaran el resto en casa, supondría la ruptura del sistema…

¿Y de la financiación de las empresas?

Pero además, está el caso del crédito a las empresas. En la última semana he leido ya dos artículos, sobre la alternativa del MAB a la falta de crédito de los bancos (En Diario Negocio y en Cotizalia). Están escritos por especialistas financieros, y ambos dan por hecho la falta de crédito a las empresas. Lo cual lleva a la confirmación de lo que comentábamos anteriormente. Para el que no lo conozca, el MAB, es el Mercado Alternativo Bursatil. Una suerte de Mercado Continuo para empresas de pequeña capitalización (medianas empresas), donde a día de hoy cotizan tan solo 17 empresas.

En este caso los dos artículos nos venden las ventajas del MAB como alternativa a la tan deseada financiación bancaria. No creo mucho en las casualidades, así que imagino que serán parte interesada y que con el cambio de gobierno les interesará también que faciliten (vía subvenciones y/o exenciones fiscales) la salida a cotizar al MAB.

¿Pero el MAB es una solución? ¿ayudará a crear empleo? ¿a financiar a las PYMES?

Bueno, partamos de que sería un grandísimo éxito que cotizaran un centenar de empresas en el MAB (tomando como expectativas la experiencia del AlterNext Francés – 150 empresas cotizadas). Pensemos que la captación de fondos media por empresa (según me planteaba un conocido, analista financiero, con el que hablaba de este tema el otro día) será de unos 2,5-3 MM de euros.

teniendo en cuenta que en España el 95% de las empresas tienen menos de 5 empleados (alrededor de 1,5 millones de empresas) y que son las responsables de la creación de empleo en este país, el que 80 empresas salgan a cotizar al MAB captando una media de 3MM de euros (con un 10% de media de gastos de salida a bolsa) creo que no va a suponer ninguna diferencia a la hora de ayudar a la economía real. Se captarán unos 240 MM de euros, de los cuales 24 MM no llegarán a las empresas, sino que se los quedarán los asesores financieros y legales (porque claro para llegar a esas 80 nuevas empresas habrá que poner exenciones fiscales, con lo cual hacienda no se llevará mucho o nada). Eso sin tener en cuenta el perfil de las empresas que salgan a cotizar. Cotizar supone buscar inversores, así que esas empresas serán “medianas empresas” (no pymes) que funcionen bien, salvo por tensiones de tesorería y con un plan de expansión en el extranjero. Con lo cual más de lo mismo, una empresa que debería poder financiarse sin problemas con un banco en condiciones normales.

Resumen

  • Tú mismo puedes invertir en Deuda Pública directamente, no necesitas un intermediario.
  • Sin crédito a empresas y particulares no hay ayuda a la economía.
  • Si la banca comercial no da  crédito, pierde todo su sentido.

¿Qué es mejor entonces, crear un banco malo para coger toda la basura inmobiliaria de los bancos, o crear un banco bueno que fomente el crédito a empresas con esos 100.000 Millones que plantean va a costar el dichoso Banco malo?

  • La Gran Empresa no va a crear puestos de trabajo (está cansada de los costes de despidos…)
  • La Mediana empresa sólo necesita financiación para sobrevivir, no va a contratar y sí a mantener los puestos que tiene
  • Los únicos que crearán puestos de trabajo serán las PYMEs y los emprendedores (Pymes de nueva creación al fin y al cabo)

¿Qué es mejor entonces, subvencionar el salto a cotizar en un mercado secundario o fomentar el crédito a las medianas empresas y la financiación público/privada a emprendedores?

Tiene pinta de que Rajoy no va a crear un Banco Público para que fluya el crédito… y parece que sí va a crear un banco malo para coger toda la mierda inmobiliaria de los bancos… Así que por lo menos espero:

  1. Que a cambio del banco malo, obligue a que fluya el crédito.
  2. que no pierda el tiempo (y el dinero) financiando salidas a bolsa. Porque no ayudará a crear empleo.

Construyendo Oceanos Azules

Estas navidades me regalaron un kindle, estoy encantado. Leo todo lo que pasa por mi ordenador 🙂 libros, informes, curiosidades… es una maravilla. Llevaba tiempo queriendo leer este libro: Blue Ocean Strategy, pero no me decidía a comprarlo porque no soy un gran lector de libros de negocios y tenía que ir a la casa del libro (lo que me gusta una vez estoy allí, pero me da pereza).

Tengo una cosa clara, el kindle será para la industria editorial lo mismo que el iPod para la industria de la música. Pero eso dará para otro post seguro :-).

Volviendo al tema, el libro trata sobre estrategia empresarial, enfocandose en dos tipos:

  • La estrategia de los Océanos Rojos: competir en mercados y productos muy competitivos en los que se gana dinero por eficiencia y presión en los precios. Tal y como lo definen ellos “mercados muy explorados en los que la competencia feroz tiñe de rojo sus aguas”.
  • La estrategia de los Océanos Azules. que lleva a las empresas a generar un nuevo espacio de mercado haciendo irrelevante a la competencia, creando y captando nueva demanda donde no existía.

El libro trata de explicar las ventajas de esta última estrategia y de como orientar a la empresa en la búsqueda de esos océanos azules. Ponen como ejemplo “El Circo del Sol“, que cogió lo que más atraía  del sector del circo (la carpa, los payasos y los equilibristas) y lo mezcló con todo aquello que atrae del sector del teatro (Una historia con hilo conductor, la comodidad de sus butacas, el halo cultural…) creando un nuevo producto que atraía a todos aquellos que podían ir al circo y a los que iban al teatro, con un precio más alto (más cercano al del teatro) y con unos costes menores, pues se quitaba la parte más cara del circo: animales, transporte de animales, veterinarios, permisos…

Este es un ejemplo, pero yo voy a tratar de explicar un poco más entrando en un sector que es un océano rojo desde hace años pero que ahora ya está tiñéndose de granate y borgoña…

El sector de directorios locales (páginas amarillas, qdq, pages jaunes, 11811, europages, thomson local, yell…) era un océano azul gigante antes de la llegada del uso masivo de Internet para la búsqueda de información.

¿Cómo eramos antes?

Las páginas amarillas se entregaban en todas las casas, garantizándose así la audiencia. Si alguien quería encontrar un número de teléfono, una empresa… tenía que recurrir a las guías de papel (o a llamar a un 118)

Igualmente si teníamos una empresa, teníamos que estar en las quías amarillas para que alguien nos encontrase, porque tenían toda la audiencia.

Las empresas pagaban un coste fijo alto por estar en las páginas amarillas que variaba en función de la posición y el destacado.

No te garantizaban negocio, pero eran los líderes y si querías conseguir clientes tenías que estar ahí.

¿Cómo es hoy?

llegó Google y su uso masivo para búsqueda de información. Todo el mundo usa Google para buscar, ya no hacen falta las páginas amarillas. Llegamos al Océano Rojo

Las guías amarillas (Yell, QDQ, todas…) compiten en SEO para capturar el tráfico de las búsquedas en Google y llevarlas a sus páginas online. Los usuarios que antes utilizaban las guías de papel se han rendido, ante algo mejor,  al todopoderoso Google. Por tanto la lucha por las posiciones de SEO es encarnizada.

Además quieren llevar su producto de papel (págame por aparecer y págame más por aparecer destacado) a Internet. No te garantizo nada pero soy líder. FALSO, el líder de la búsqueda de información es Google.

¿Cómo innovan?

van por dos lados, por la parte de usuario intentan crear una mejor tecnología de búsqueda e invierten montañas de dinero en búsqueda en lenguaje natural intentando competir con el Rey Google. Y, al mismo tiempo  por supuesto, invierten en SEO para conseguir estar arriba en las búsquedas del mismo buscador.

Por la parte de cliente, aparte de seguir vendiendo lo de siempre, van e intentan vender dos novedades:

  • Páginas web “baratas” y basadas en plantillas : que venden como muy posicionables en Google.
  • Google Adwords: el producto a coste variable de G que les garantiza audiencia a las páginas web que les venden.

Si me lo permitís: estratégicamente impecable. Van directos hacia el iceberg, como el Titanic.

Una empresa de comerciales se pone a competir en tecnología de búsqueda con la “mejor” tecnología de búsqueda del mundo. Y además venden el producto de esa empresa y venden otro producto con el estupendo argumento comercial de que así le encontrarán en Google.

Yo estoy encantado de que ellos sigan navegando por sú Océano Rojo, mientras nosotros nos dedicamos a buscar y desarrollar nuestro propio Océano Azul.