Lo que sí es negocio de Gowex

Sobre lo ocurrido la semana del 1 de Julio de 2014 y gowex poco más se puede decir. A mi me gustaría centrarme en lo que ha podido ser y debe ser el negocio alrededor de una empresa como gowex.

Bueno, la verdad es que sí hay algo que me gustaría comentar previamente. Tengo varios conocidos, trabajadores en banca de inversión, que la semana pasada decían que “el informe de Gotham era todo mentira” y que antes de todo esto comentaban “que la empresa llegaría a valer 3.000 millones“, “que iban cumpliendo todo el plan de negocios“. Un ejemplo claro de que analizar un balance y unas cuentas no hace que tengas ni idea del potencial del negocio.

Junto a un analista de inversiones sectorial, siempre debería haber un analista técnico de ese sector, que se haga las preguntas que se hicieron los de gotham: cómo les va al resto de las compañías de este sector básicamente.

Dicho esto, me gustaría poner varios puntos sobre el negocio de gowex de los que hablar:

  • El negocio del wifi existe y existirá.
  • Las plataformas smart cities existirán y serán usadas.
  • El negocio de la publicidad local existe y existirá.
  • El negocio de offloading, no existe o es residual a día de hoy y creo que serán inversiones propias de las operadoras, no plataformas externas.

Estaría bien que antes de seguir leyeras este antiguo post sobre gowex que escribí a final del 2013, en el que hago una introducción a lo que debería ser su negocio.

– voy a empezar por este último punto: El negocio de offloading, no existe o es residual a día de hoy y creo que serán inversiones propias de las operadoras, no plataformas externas.

Para el que no tenga muy claro de que va esto, le recomiendo que sea este documento (en inglés). Pero por simplificar se basa en la idea de que las redes móviles se saturan y se utilizarán otras tecnologías (Wi-Fi) para descongestionarlas. Esto es una idea que a día de hoy no funciona, porque lo primero que se necesita es que lo móviles lleven activados permanentemente el wifi. Mis razones por las que creo que esto no va a funcionar o será residual en el futuro:

  • Llevar el wifi conectado permanentemente es fundirte la batería en un suspiro (ojo que llevarlo con el 4G activo ahora mismo también – dicho por un gerente de movistar que tiene los nuevos nokia corporativos capados a 3G para que le aguente la batería todo el día).
  • Las operadoras están trabajando en dos vías, tecnología 4G e incorporación de líneas físicas a las torres de móvil para la gestión de datos (leed los comentarios del post de Diciembre sobre gowex).
  • Independientemente de esto, serían las propias operadoras las que montarían las redes wi-fi. Es capex y tienen posibles antenas de datos en cada sitio donde hay una línea fija instalada. ¿Si ya pagan a las comunidades de vecinos por instalar antenas de móviles, por qué no pagar y dar conexión gratis en puntos estratégicos?

– Segundo punto: El negocio del wifi existe y existirá.

Pero mi impresión es que quedará ligado para siempre a viajeros, ya sea por turismo o por viajes de trabajo. Cómo digo en el post de Diciembre, El wifi fuera de casa es, y será, un complemento a las tarifas de datos. Incluso el roaming es, y será, cada vez más barato.

Es absurdo que se instale wifi en los autobuses de la EMT y en el metro de Madrid. Lo que tienen que hacer es asegurarse de que hay cobertura en el Metro de Madrid, y además ese coste lo asumirán las empresas de telecomunicaciones, no Metro de Madrid.

Que hoteles, museos, terrazas, puntos de interés turístico… tengan wifi gratis para potenciar el turismo. Perfecto, pero no tiene que ser el ayuntamiento el que dé eso gratis, será cada punto el que lo financiará: El hotel, el museo, la terraza, la oficina de turismo… No tienen sentido grandes despliegues.

– Tercer punto: Las plataformas smart cities existirán y serán usadas.

Hay una estupenda presentación de Manuel Machado de Deloitte que explica bastante bien lo que es y debe ser un proyecto de SmartCity. Una Ciudad Inteligente dista mucho de ser una Ciudad WiFi. Hay una parte de infraestructura clara y enfocada a lo que es el Internet de las Cosas, todo lo relacionado con sensores, movilidad, residuos, alumbrado… que podrá ir sobre redes físicas, móviles o lo que sea, pero es independiente del WiFi.

Y, mucho más importante, hay dos áreas que se detallan en ese informe que no tienen nada que ver con infraestructuras tecnológicas y sí tienen que ver mucho con software, software en estado puro, nada de apps ni chorradas de ese tipo. Las que tienen que ver Administración Electrónica y con temas de Dinamización Económica de la ciudad y Empleo. Ahí hay mucho que decir y mucho negocio que generar.

Y para acabar: El negocio de la publicidad local existe y existirá.

Qué os voy a contar aquí, hace 15 años Páginas Amarillas era el líder de este negocio, era un auténtico walled garden porque todo el mundo que tenía una necesidad lo buscaba en el famoso librito (445 millones de euros de facturación en 2003). Infovía en su momento ya demostró que los walled garden no iban con Internet, la gente quiere acceso sin límite a internet para hacer lo que le venga en gana.

Lo único que ha pasado es que ahora la gente busca y encuentra información en mil sitios distintos (por supuesto google se lleva la mayor parte) y la inversión en publicidad se distribuye por tanto mucho más.

Un negocio de publicidad local necesita cuatro cosas:

  • Mucha audiencia (usuarios utilizando tus sitios web)
  • Red de venta localizada. Al anunciante local le vende la cercanía.
  • Atención al cliente. Al anunciante local le gusta que le cuiden
  • Resultados. Que le funcione, simplemente eso.

Cómo veis, el negocio existe, no la valoración.

gowex, la compañía del Billón de Dolares

Conocí gowex (o IWE-X que era como se llamaba al principio) allá por mediados del año 2006. Por aquel entonces yo solía escribir bastante en el blog con posts hablando de wifi gratis, whisher, fon, publicidad en puntos wifi y otros muchos.

Recuerdo que Jenaro me contactó a través del blog y enseguida encajamos, yo tenía conocimientos de telco e internet por mi época de Ya.com (fue el primer operador de adsl que regaló el router, cambiando el mercado) y en ese momento mi trabajo estaba centrado en publicidad online, buscadores y publicidad local (clasificados, por mi trabajo en anuntis-segundamano).

Jenaro me pareció brillante, con un conocimiento del mercado y de los mercados como pocas personas he visto, y con las ideas muy claras. A él fue a la primera (y única) persona a la que he oído hablar de “proyectos de colaboración público-privada“. Por aquél entonces (año 2006) ya tenía un concepto claro de que hoy se conoce como smartcities (él lo llamaba ciudades wifi).

Enseguida me puse a colaborar con él haciendo planteamientos para integrar una solución de publicidad geolocalizada gracias a los puntos wifi. Profundizamos bastante, pero por una mezcla de juventud, falta de experiencia y, como diría mi padre, malas compañías no llegué a desarrollar nada con él que fructificara. Me cuesta reconocerlo, como a cualquiera, pero, si hubiera seguido haciendo cosas con Jenaro, algunas de esas acciones de gowex serían hoy mías. Pero bueno, eso es un error del que también se aprende. Y yo he aprendido mucho en estos 7 años.

No soy quien para hacer una valoración sobre gowex, si el mercado dice que vale 1 Billón de Dolares, lo valdrá. Desde luego Jenaro es un crack y está dirigiendo su estrategia hacia donde tenía planificado.

Sí creo que puedo decir hacia donde irá o hacia donde debería ir. Tiene una línea de negocio clara, las ciudades wifi, proyectos públicos subvencionados que luego deben dar rendimientos. Eso es actividad pura de consultoría e implantación, con gran margen sobre venta, donde le entrará cada vez más competencia. Aunque todavía tenga mucha capacidad de crecimiento internacional en ese área.

Pero hay que tener en cuenta que el wifi fuera de casa acabará siendo un complemento del 4G y las tarifas de roaming cada vez son más baratas incluso para internet.

Dónde tiene potencial de entrada y hacia donde debería ir es a la publicidad para sacar partido a esas redes de ciudades. Pero para eso lo primero que necesita es audiencia, para tener audiencia necesitas 2 cosas: un medio (un sitio web) y usuarios navegando.

  • Para tener usuarios acaba de lanzar gowex we2, que viene a ser la idea de FON llevada a cabo por gowex.
  • Para vender publicidad necesitas un medio (que no tiene ahora mismo) o una red de medios afiliados (como JiWire).

Con la compra de ideup ha ganado potencial web, tiene la capacidad de llevar a cabo cualquier proyecto web que quiera (Que tenga éxito después ya depende de los usuarios, pero en desarrollarlo no tendrá problemas).

Sobre la publicidad, pues eso ya es otra cosa. Si tiene audiencia llegará a campañas nacionales de agencias de medios. Pero llegar al anunciante local le costará más (esto sí que lo digo con conocimiento de causa).

Si tuviera que especular, diría que Jenaro y Martín podrían llegar a entenderse y gowex comprar/fusionar FON. Y también que Jenaro podría comprar JiWire.

¿El mejor momento? Cuando gowex salga a bolsa en el NYSE.

Hosting (Cloud o no)

El otro día me preguntaron mi visión sobre el mercado del hosting. Simplifiqué y dije que era una commodity y que era un mercado saturado. Hoy voy a tratar de pensarlo un poco más y a ver si escribiendo me sale algo más elaborado y razonado que eso. Creo que me va a quedar un poco largo así que paciencia el que quiera seguir…

Cómo conocí el mercado

A principios de 2003 en ya.com estábamos vendiendo ADSL a montones, teníamos una cartera de 20.000 dominios (Gracias a que lanzamos una oferta de ADSL con dominio gratuito, se mantuvo una cartera muy grande durante muchos años) y se pensó que había hueco para servicios a empresas. Enfocado principalmente en Hosting dedicado, aprovechando los acuerdos de Hardware de T-Online y el posible ARPU mensual alto de un servidor dedicado.

Quisimos meternos en el segmento alto del hosting (configuraciones complicadas, soporte técnico cualificado… servicios que no dábamos ni sabíamos dar), cuando creo (visto desde la distancia) que había que haberse enfocado en el segmento pequeño (Hosting compartido y dominios con correo) donde teníamos mucho más hueco por la llegada del ADSL y el soporte técnico era mucho más sencillo (similar al que ya dábamos del adsl).

Años después (2007-2008) llegué a webactiva (luego reconvertida en Domestika), enfocada en el diseño para pymes y los servicios de internet (hosting y correo). Estaba claro, había un mercado ingente para autónomos y pymes de diseño semi-automático asociado a los servicios de correo electrónico y hosting. Hicimos cosas con Arsys y éramos uno de sus mayores “revendedores“.

Desde mi punto de vista teníamos que haber tenido suficiente financiación para haber bajado los precios, habernos centrado en diseño y hosting barato en una primera venta y haberles hecho un upselling a diseño más caro y personalizado y más herramientas en una segunda fase-renovación del cliente (cuando se converte en un heavy user y tiene más necesidades).

Cómo veo el mercado del hosting hoy

El hosting es una commodity, eso está claro, lo pueden llamar cloud, vps, compartido, dedicado y como quieran, pero no es más que un ordenador conectado a internet donde corren, como servicios básicos, tu web y correo electrónico.

Estar en Internet es como pintar tu casa, unos prefieren pintar ellos sólos, o con la ayuda de algún amigo, primo, aunque tarden más y no les quede tan bien (se registran su propio dominio, se cogen un hosting compartido y se hacen una web con un programa de plantillas o algo similar).

Otros prefieren contratar a un pintor que les han recomendado o que han encontrado cerca de casa y hacer algo normalito que esté bien (Diseñadores web locales que seguramente tengan un servidor que comparten para sus clientes).

Y los que quieren algo más contratan a un decorador/arquitecto de interiores que te deje la casa fetén (o sea, un equipo técnico propio o una consultora que no te va a salir barata precisamente).

En el primer caso el nicho es claro, hosting compartido y dominios baratos (1&1 por ejemplo).

El segundo, igualmente claro, es el nicho para los diseñadores web locales. Soy diseñador/desarrollador, me cojo un servidor dedicado/virtual que pueda revender y voy haciendoles web a mis clientes locales y les revendo el hosting de otros con mi servicio técnico. Normalmente además va asociado a un servicio técnico informático de la empresa. (Arsys/Acens, dan buen servicio en este caso y esta ha sido la base de su crecimiento durante años).

En este punto, entre el primer y segundo caso, aparece un nuevo hueco de mercado (lleva tiempo ahí pero supongo que en los últimos 2 años es cuando más se está explotando) el de gente que no tiene ni un amigo ni un primo que les haga la web, ni quieren pagar 1000€ + un hosting por tener una web normalita en Internet. Ahí aparecen páginas amarillas y qdq y lanzan a sus comerciales a vender una página-tarjeta de visita online conunos correos electrónicos bajo su propio dominio por un precio no demasiado alto al año (150-250€). Resultado: Páginas amarillas vendíó unos 50.000 en 1 año según dicen (aunque fueran la mitad, es una barbaridad). A este tipo de clientes, en menos de 18 meses tienen que venderles algo más, querrán una web mejor, más correos… y alguien tiene que estar ahí. Los ganadores seguramente sean los diseñadores web locales, no hay nadie grande que pueda manejar eso a día de hoy.

Y el otro nicho de este mercado son las empresas con más necesidades online, las empresas 100% online o con necesidades más a medida, con necesidad de calidad de servicio y demás. En este caso hay dos diferencias claras, tener al equipo técnico en casa, o contratar la tecnología a una empresa especializada. Y con todo, este tipo de empresas no suelen tener un técnico de sistemas con suficiente expericiencia trabajando con ellos.

Esa usual falta de técnicos de sistemas en las empresas, hace queHosters tengan un problema a la hora de captar a estos clientes: cada empresa tiene unas necesidades diferenciadas y no se adaptan a un servicio estandar. No es lo mismo una web con millones de visitantes, que una tienda Online que tiene que transaccionar, que una empresa que depende del mail o de la voz IP. Hay parámetros comunes, pero no iguales. Aquí las empresas de hosting tendrán que evolucionar a equipos de sistemas que sepan montarlos Puppets adecuados (es decir, plantillas de sistemas y arquitecturas optimizadas para diferentes tipos de clientes, un servicio añadido) y tener flexibilidad en la migración y en el servicio.

Aún así, robarse clientes de este tipo de un hoster a otro, es una tarea complicada. Nadie suele arriesgarse a migrar una plataforma en producción. Sólo hay dos motivos por lo que se hacen, el más normal porque tiene un servicio pésimo en su actual empresa de Hosting. El otro motivo, que obtenga un ahorro muy importante en el cambio (y para calcular esto hay que tener en cuenta los costes de migración… fallos y problemas que puedan surgir).

Aún no conozco ninguna empresa de hosting de este tipo en España, pero si hubiera alguna, tendría mucho que ganar y mucho trabajo por delante 🙂

el Bic Phone y FonYou

Hace un par de semanas, en el suplemento Ariadna de El Mundo, me encontré con un artículo en el que se hablaba de un móvil que se vende como un mechero: el Bic Phone.

Antes de leer el artículo me pareció una buena idea, pensé en un móvil temporal para situaciones en las que no quieras dar tu número de móvil. Pero parece que Orange lo ve de otra manera, en palabras del responsable de la compañía:

Es un móvil accesible para todos; los que quieren uno sencillo, los que necesitan un segundo móvil o los que buscan un teléfono resistente para sus planes de ocio

Si leéis el artículo parece que se lo quieren vender a extranjeros que no quieran pagar tarifas de roaming, o a gente que quiera un segundo móvil para no estropear el bueno. A mi parece que es una idea equivocada.

Lo primero por las propias palabras del señor este y el producto en cuestión. Sale al precio de 29€ con 12€ en llamadas y se va a vender en gasolineras, supermercados (supongo que en la linea de caja como las pilas…), papelerías y cosas así… Creo que para un producto definido como algo de consumir y tirar (como un boli bic o un mechero, se acaba la tinta o el gas y lo tiras) estás añadiendo coste de aparato, coste de llamadas y de distribución, con pocas esperanzas de recarga (que al final es donde está el negocio).

En un país donde la penetración del móvil supera el 100% de la población y el número de móvil se considera ya como algo personal, como la dirección de e-mail, o casi como el DNI… sacar un producto así no me parece de lo más acertado, con el trabajo y los costes que además habrá llevado…

Desde el primer momento, me pareció que la idea buena de verdad era la de las líneas de teléfono temporales. Me explico:

Desde el punto de vista del usuario, mi número de teléfono es algo mio, que doy a mi familia, a mis amigos y a gente con la que quiero mantener una relación de algún tipo. Pero siempre, y cada vez más, surgen situaciones en las que tengo que dar el teléfono aunque no me apetecería darlo para evitar que me llamen para intentar venderme algo más, o para cualquier otra historia…

Para el operador es perfecto, no hay coste hardware (el móvil), de logística (el envío), ni de servicio postventa por el aparato. Únicamente un alta de linea y una redirección a tu móvil actual, que se mantiene privado siempre. Según lo pensaba me parecía redondo, una manera de crecer en lineas y al que habría que buscar un modelo de cobro, pero que no sería muy dificil de encajar.

Pues mira por donde, la semana pasada estando de vacaciones me dió por coger el gratuito negocios en el hotel donde estaba y aparecía una noticia sobre un nuevo OMV que se lanza en España: FonYou

Es tal cual lo que comento en el post. Han desarrollado funcionalidades de IVR y Red Inteligente (902) sobre números de teléfono móvil bajo alguna plataforma opensource tipo asterisk. Por lo visto están en beta, pero por gente que lo está probando (como Julio Alonso) y por lo que dicen en la web, se ajusta bastante a lo comentado y tiene muy buena pinta.

La jugada, además, es perfecta para Telefónica que así se garantiza por un lado tener algún OMV sobre su red (imagino que la CMT le obligará de alguna manera), que no le va a robar clientes y por el que obtendrá ingresos por terminación de llamada en su red (tránsito) y ningún coste por terminación en otro operador (FonYou sólo recibe llamadas), al igual que con los proveedores de red inteligente que pagan por transito.

El acuerdo con FonYou es redondo, no me extrañaría que fueran accionistas 🙂

¿Liberalizando sectores o ayudando a los monopolios?

Este domingo, leyendo el suplemento Mercados de El Mundo, venía un artículo sobre  José Blanco, en el Ministerio de Fomento, y las actuaciones a las que se tiene que enfrentar en su nuevo cargo (que conste que Blanco me parece el personaje más zafio del partido socialista y sin embargo estoy seguro de que será el ministro que mejor vaya a hacer su trabajo). Entre otros asuntos pendientes en Fomento hay uno muy importante y complicado al que tiene que hacer frente: La liberación de los servicios postales.

Lo curioso es que, según el artículo, parece que “este es el único de los deberes que Magdalena Álvarez dejó hecho a José Blanco“. Parece que Álvarez sufrió huelgas y demás pero que consiguió acabar con el monopolio de Correos… ein???

Es curioso que digan que Correos dejará de ser un monopolio en 2011. Parece que no se acuerdan de cuando en 2001 se inició la liberalización del servicio postal, Correos se convirtió en una Sociedad Anónima Estatal y nació, para competir con ella, Vía Postal, operador privado, participado por Luis Sans y el Banco Popular, que se atrevió a intentar competir con el monopolio de Correos. Apenas un año después, el 8 de Junio del 2002, suspendió pagos y cesó su actividad.

En la actualidad el “principal” competidor de Correos sería Unipost, una sociedad participada por la famila Raventòs (55%) y Deutsche Post. Muy enfocada en servicios a empresas y marketing directo, pero sin presencia 100% nacional.

Así que en 2011 llegará la prometida liberalización del servicio postal, pero claro todo quedará atado y bien atado. Porque al Monopolio y proveedor del Servicio Universal habrá que concederle alguna ventaja sobre los diferentes competidores.. ummmh?

Pensemos en como ha evolucionado y va a evolucionar la comunicación postal en estos años. Practicamente no hay cartas personales, ni telegramas ni giros postales. El envío de cartas se limita casi exclusivamente a correspondencia de facturas de empresas, notificaciones de bancos, administraciones  públicas (ayuntamientos, hacienda…) y Marketing directo de empresas. Bueno y, en Navidades, las postalitas de Navidad. El resto lo hacemos todo con Internet o con el móvil: correo electrónico, sms, MMS…

Desde luego a primera vista no es un futuro nada alagüeño más allá del marketing directo (estrategia en la que está centrada Unipost). A los bancos y empresas les cuesta un dineral enviar las cartas y todas están trabajando en implantar, y conseguir que sus clientes utilicen, la factura electrónica,  enviandola por e-mail.

Entonces está claro, a Correos (y a sus posibles competidores) sólo les quedan dos cosas:

* Que el Gobierno/Comunidades/Ayuntamientos no quiten las comunicaciones en papel en mucho tiempo.

* Tener la dirección electrónica real y válida de un ciudadano.

El primer punto no hay problema, como es el proveedor del Servicio Universal pues le enchufo el correo postal oficial y no hay nada más que discutir, pero además, y para que tenga alguna ventaja más, pues a Correos le dejo poner oficinas en los edificios de diversos organismos oficiales. Es algo de lo que me di cuenta hace unos meses, usando el buscador de oficinas de Correos, busqué oficinas en el código postal de donde trabajo (2004, muchos edificios oficiales) y vi varias oficinas que me venían bien, pero que luego al ir a ellas no aparecían, en dos casos eran, un edificio de Cultura en la Plaza del Rey primero y un Edificio del Ministerio de Educación en la calle Madrazo después (en Madrid las 2). Ya en esta última me atreví a preguntar al de Seguridad que había en la puerta que si le sonaba una oficina de Correos por esa zona y el tipo, así como en tono confidencial, me dijo que allí dentro. Al volver a la oficina pasé por Cultura en Plaza del Rey y volví a hacer lo mismo. Igualmente el de seguridad me dijo que estaba en la planta sotano y que me tenía que identificar para entrar. Me parece increible, es como si dentro de un colegio público pongo una librería en la que se venden los libros de texto y todo el material del colegio.

Pero el tema serio de verdad está en las Comunicaciones Electrónicas.

A nadie se le escapa que el verdadero potencial de Correos está en la distribución, tiene la dirección correcta de todo el mundo en España. Cualquiera que entienda un poco de publicidad sabe del valor del marketing directo y del funcionamiento del Mail Marketing en Internet. Uno de sus fallos es garantizar la recepción del envío. Cuando se envía una carta comercial se sabe que llega, cuando se envía un e-mail puede ser que llegue o no, puede acabar en una carpeta de spam, puede ser una dirección de e-mail desactualizada. Como nos diría Mastercard…

Tener la dirección de e-mail real, autorizada y validada de un Ciudadano… No tiene precio.

Pues bien, aquí es donde el Gobierno y Correos se han puesto manos a la obra. Evidentemente antes o después todas las notificaciones oficiales serán electrónicas y ante ello el Gobierno (o los diferentes gobiernos) han aprobado diferentes Leyes y Decretos al respecto. Hasta aquí todo normal, además para hacer uso de diferentes Servicios Online Oficiales se necesita un Certificado Digital (firma electrónica) para garantizar la encriptación y seguridad de los datos. Igualmente todo normal.

Pero ahora bien, sólo eso no basta,  aparece la necesidad del “Servicio de Notificaciones Electrónicas“. Sí, algo como esa carta que te llega de Tráfico cuando tienes una multa, o de Hacienda cuando hay que presentar algún documento, avisándote del plazo que tienes y demás cosas… Y además haces obligatorio por Ley que esas notificaciones se hagan sobre una dirección que denominas DEU (Dirección Electrónica Única), validada y emitida por el Estado y con un operador certificado por ellos.

Y aquí es donde está el tema. La DEU que nos ofrece el Gobierno es una dirección de e-mail gratuita para el Ciudadano proporcionada únicamente por Correos, es el único operador válido y evidentemete el Gobierno (los contribuyentes) pagará a Correos por dicha Aplicación. No es más que un sistema de correo electrónico que además de validar con Usuario/Password, valida contra tu Certificado Digital y firma los mensajes que envías.

NO TIENE NADA MÁS. Y cuando digo nada más, es nada más. Han cogido un webmail hecho en Java, muy cutre, y lo han implementado, pero no esperéis nada tecnológicamente avanzado como implementación de Protocolos antispam, Domain Keys o SPF o nada por el estilo. Un sistema de correo simple y morondo, sólo ver las cabeceras de un mail enviado desde ese sistema dan vergüenza a cualquier administrador de correo serio.

Eso sí, cada usuario/Ciudadano dado de alta en el sistema es un usuario certificado y validado, y es la dirección de e-mail “real” a todos los efectos de dicha persona.

¿Por qué razón Correos es el único operador autorizado para emitir DEUs? ¿Por qué operadores mucho más avanzados tecnológicamente (proveedores de hosting, antispam… no han sido seleccionados para dicho proyecto? ¿Qué proceso de validación tecnológica han seguido para dar por válida esa aplicación?

Está claro, el monopolio es el monoplio y lo seguirá siendo. Pero si yo fuera Unipost, o la propia Vía Postal si estuviera pensando en volver a intentarlo, lo primero que haría sería forzar la entrada en el Sistema DEU. Si fuera un proveedor de Hosting importante (Acens, Arsys…) igualemente estaría pidiendo la entrada en dicho sistema.

FON, WifiAds y otras chorradas

mucho tiempo sin hablar de FON, cada vez me llama menos la atención pero me calienta la cantidad de chorradas que se pueden decir con tal de animar el cotarro y atraer “creyentes”.

Voy a ser simple:

  • FON no es una red, es una aplicación que utiliza la red de los operadores telefónicos. Ninguna operadora por tanto lo va a comprar.
  • FON se está diluyendo en compañías locales con socios locales. Esto hace casi imposible una compra a nivel global (que lomiren los empleados accionistas a ver que trozo les queda…)
  • De comprarlo alguien sería una empresa de medios/contenidos sin inversiones en telco y con acuerdo cerrado de uso de las redes de las telco (por supuesto empresas locales, se trocearía).
  • WifiAds: 0,05€ por impresión publicitaria equivaldría a 50€/cpm, una locura para cualquiera que entienda de que va esto de la publicidad online y eso sin contenidos. Seguramente quisiera decir 0,05€/cpc pero se despistó.
  • A FON se le agota el tiempo, iniciativas como gowex o las ofertas a tres niveles (ADSL/3G/Wifi) de los operadores tradicionales hacen que no haya hueco en un futuro cercano para alguien sin red (y esto sólo en España).

Esa es mi impresión sobre FON.