El negocio de páginas amarillas

Ayer, y dado que no existía ningún grupo así en España, dimos de alta el grupo de “Publicidad Local” tanto en Linkedin como en Facebook. No es que yo sea un abanderado precisamente de estas cosas 2.0, me gustán más las relaciones 1.0,  pero me pareció oportuno crearlo y así ponernos en contacto gente que estamos trabajando en lo mismo.

Como lo creé yo, pues me tocó enviar el primer mensaje al foro 🙂 y ése día me había encontrado con algo muy interesante. Los resultados hasta 30 de Septiembre de Yell (ellos cierran año fiscal el 31 de Marzo). Podéis verlos en este enlace.

Yo no es que lea demasiado bien un informe financiero, más bien lo justo para ver los datos principales, pero me pareció bastante claro el dato que aparece en la página 7 del informe:

El número de anunciantes activos del buscador en Internet ( paginasamarillas.es ) cae  un 53,9% con respecto al año anterior.

Llama la atención aún más si lo comparamos con los resultados de Yell UK o YellowBook (Yell USA) donde los anunciantes activos crecieron un 2,4% y un 7,7% respectivamente. Lo que tampoco es que sea un crecimiento para alegrarse…

Y más si tenemos en cuenta que en los datos de anunciantes de YellowBook se incluyen los clientes de un producto llamado webReach que vende CPC en otros buscadores como Google y Yahoo.

¿Qué nos indica ésto?

Basicamente lo que siempre se dice, paginasamarillas.es se ha dejado comer por Google. Ya no es la referencia para buscar un negocio o información local de cualquier tipo.

Y volvemos a lo mismo, cuando no eres un medio líder, con mucha diferencia sobre el segundo, no puedes mantener un producto a coste fijo existiendo otras ofertas en el mercado a coste variable con las que se obtiene mucha más audiencia y mucha más rentabilidad. Y en este caso, encima, Google es el líder en audiencia y tiene un producto con mucho más retorno para el anunciante.

¿Qué pueden hacer las páginas amarillas?

seguramente lo que harán será vender productos añadidos que no puedan verse afectados por los productos de Google. Es decir, venderá dominios, correo, diseño web y tiendas online a bajo precio y de forma masiva, compitiendo con los proveedores locales y con proveedores de hosting en la larga cola de pequeñas empresas y profesionales.

Y mientras tanto a pensar que hacemos con nuestros medios y productos publicitarios, porque está claro que no atraemos a tantos usuarios como Google y nuestro producto a coste fijo no es lo suficientemente rentable para el anunciante por tanto.

Hay opciones, y muy buenas, para golpear a Google en la publicidad local, pero hay que ser lo valiente para invertir en tecnología y ver como tus ingresos caen al lanzar un nuevo producto diferente. Lo cómodo es tratar de mantener lo que tenemos.

Tal y como les van las cosas yo diría aquello de: “de perdidos al rio“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.