La transformación bancaria

Hace un tiempo un conocido, que trabajaba en banca, me explicó en qué consistía el negocio bancario en palabras “sencillas“. Me dijo que un banco funciona del siguiente modo:

El banco gestiona un rodillo (el dinero), el cual está girando continuamente (créditos, pagos, transferencias, cobros, inversión en bolsa, fondos…). Mientras, el banco, va limando ese rodillo con una cizalla quedándose las muescas (comisiones, intereses).

Lo que le interesa al banco es que el rodillo no pare nunca de moverse para poder seguir limándolo.

cizalla rodillo

Desde hace un tiempo estoy siguiendo la estrategia de los grandes bancos en innovación financiera, para ver hacia donde se están dirigiendo y estudiar si pueden surgir oportunidades ahí. Me ha sorprendido ver alguna presentación de directivos de banca de alto nivel, tratando sobre la transformación de la industria financiera, donde definían las nuevas oportunidades en banca que se les presentaban. Básicamente dicen que sus oportunidades son:

  • Desarrollo del mercado hipotecario
  • Financiación de infraestructuras
  • Bancarización: tarjetas, cuentas corrientes, consumer finance (créditos al consumo)

Todo ello, eso sí, en los países llamados EAGLEs (Emerging And Growth Leading Economies).

Vamos, el negocio bancario de toda la vida: financiar y financiar, hasta que no se puede más y entonces irte a financiar a otra economía más incipiente, mientras tratas de cobrar las deudas del anterior.

El caso es que en vez de centrarse en innovar en soluciones y nuevos servicios para sus mercados maduros (Océano Azul), queda claro que a nivel de negocio se centran en hacer lo mismo, pero en otro mercado (Océano Rojo). Y a nivel de innovación se ponen a plantearse plataformas globales que compiten con empresas que no se dedican al negocio bancario y son socios suyos (como VISA, Mastercard, Telefónica…).

Además, analizando su información, te das cuenta que su negocio (el bancario) es muy local, con regulación, tecnología y uso de banca y medios de pago muy locales. Por lo que montar un producto/servicio global desde dentro del banco, y para dar servicio al banco, es algo completamente imposible.

Los únicos planteamientos reales de innovación en banca que he visto van en la dirección de la eficiencia en costes en mercados maduros (Océano Rojo). Esto es:

Recortar costes, cerrando oficinas, sustituyéndolas por cajeros y servicios telefónicos y online que te permitan hacer más cosas sin la atención de una persona en oficina.

Se la van a pegar.

Un banco es un mal necesario, un sitio donde guardan el dinero que nos paga nuestra empresa, que guarda nuestros ahorros, que nos presta el dinero para la hipoteca, que cada mes nos liquida el gasto de la visa… Es un ente que tiene que transmitir confianza (y digamos que ahora mismo transmite cualquier cosa menos eso en este país…). Y los encargados de transmitir confianza, y de captar el dinero para el banco, son su red comercial de oficinas, con sus empleados. Y si esto no es así, que le pregunten a ING direct porqué ha abierto oficinas físicas.

Lo curioso es que no están trabajando precisamente en esa dirección. La confianza. Sino que lo hacen hacia la tecnología, perdiendo el contacto real.

Si yo trabajara en un banco lo tendría muy claro, lo único que puedo hacer para crecer y mantenerme es fomentar la confianza, haciendo ver al cliente que estoy ahí para ayudarle. En su negocio, con sus ahorros, con su hipoteca, con sus seguros.

Siempre tendemos a complicarlo, pero es más simple de lo que parece:

¿Qué interesa a un banco?

  1. Captar la mayor cantidad posible de dinero.
  2. Que el dinero no pare de moverse (para poder limarlo), pero a ser posible que no salga del banco.

¿Cómo se consigue eso?

  1. Haciendo que tus empresas clientes vendan a clientes de la competencia, guardando tú el dinero.
  2. Haciendo que tus clientes compren a tus empresas cliente y no a las empresas clientes de otros bancos.

El círculo virtuoso: El dinero no para de moverse, sin salir de mi caja.

Céntrate en como llegar a ese círculo.

Un comentario sobre “La transformación bancaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.